Nuestra historia

En In The Book, creemos en el poder de la lectura; el poder que contribuye al desarrollo, a la educación, a la confianza y, lo más importante, a crear un vínculo duradero entre padres e hijos.

Ponemos magia en la historia al incluir a tu hijo en el desarrollo de la aventura. Ver su nombre entretejido en la historia, las ilustraciones y, por supuesto, en la portada, despierta su curiosidad natural y ayuda a los niños a identificarse con el libro y, en última instancia, a crecer como lectores y como personas.

En In The Book somos un equipo de ilustradores, cuentacuentos, creadores de contenido y, lo más importante, ¡lectores! Sabemos que una sola historia puede ser suficiente para transformar el modo en que las personas vemos el mundo, pudiendo tratarse de nuestro libro favorito durante la infancia o de un clásico de ficción.

¿Por qué elegir un libro personalizado?

Nunca olvidamos los libros que leímos de niños. Permanecen con nosotros de por vida y nos recuerdan que nunca debemos dejar de soñar. Ya sea un cuento de hadas o una aventura de piratas, la experiencia de la lectura en la infancia es tan importante como el hecho de aprender a leer.

Todos nuestros libros enseñan a los niños acerca del mundo que los rodea a través de historias fáciles y accesibles. Con el nombre del niño en la portada o entretejido en las ilustraciones, un libro normal y corriente se transforma al instante en un recuerdo para toda la vida al convertir a tu hijo en la estrella de la hora del cuento y lo sumergirá inmediatamente en la historia. Su imaginación se iluminará al ver su nombre en la primera página y quedará cautivado hasta el final. Un libro es otro mundo que se puede visitar una y otra vez.

Respetuoso con el medio ambiente

En In The Book, siempre buscamos formas de mejorar nuestro impacto medioambiental por todos los medios posibles. Estamos orgullosos de que nuestros libros estén hechos de papel ecológico y de que nuestros proveedores de papel estén aprobados por el FSC. Esto es importante para nosotros, ya que cada día somos más conscientes de los efectos que puede causar la irresponsabilidad ambiental.